Una exhortación apostólica del obispo Olmsted a esposos y esposas, madres y padres

Cómo leer esta exhortación

Les pido leer esta exhortación lentamente y en oración, con un corazón atento. Así, recibirán lo que el Señor tiene para cada uno, de acuerdo con su propio caminar y el de sus familias. A muchos de ustedes, aunque provenientes de familias fuertes e intactas, aun no se les ha presentado la vida familiar como algo bello, noble, y alegre que puede ser alcanzado con la gracia de Dios. Algunos otros piensan regularmente en la misión de su familia, y están buscando un reto; confió en que lo encontraran.

También estoy muy consciente de que, para muchos, el dolor familiar que han experimentado, o están experimentando ahora, ha dañado la esperanza de que dicha alegría en la familia pueda ser alcanzada. No 9 teman. Hay gran esperanza en Jesucristo quien ha prevalecido ante el mundo. Si ese lugar de dolor es donde se encuentran hoy, les serviría leer el capítulo cuatro primero, sobre el sufrimiento, el pecado y la sanación.

Obispo Thomas J. Olmsted

Las recomendaciones del obispo Olmsted en Complete My Joy han cambiado los matrimonios y las vidas de personas como usted. Miras:

No se desespere; ¡su matrimonio puede ser grande, también!

Los pedidos para quedarse en casa, el aprendizaje virtual, el trabajo desde casa, las preocupaciones financieras y una pandemia global pueden haber puesto muchos factores de estrés en su matrimonio, pero estos no son el final de la historia. ¡Por la gracia de Dios, su matrimonio puede ser rejuvenecido y gozoso! El obispo Olmsted los invita a invertir en su matrimonio, a aceptar la invitación presentada en Complete My Joy y a reavivar el amor que se tienen el uno al otro y que Cristo tiene por ustedes. Aprende más.

Called to Have Great Hearts